El Telescopio Espacial GALEX.

EL GALEX de la NASA, imagen de autor.
El Galaxy Evolution Explorer (GALEX) es un telescopio espacial que observa galaxias en luz ultravioleta a lo largo de 10 mil millones de años de historia cósmica. Un cohete de Pegasus lanzó al GALEX en órbita a las 8 de la mañana EDT el 28 de abril de 2003. Aunque originalmente fue planeado como una misión de 29 meses, el Panel de Revisión de la NASA en 2006 recomendó que la vida de la misión se ampliara.

Las observaciones de GALEX le están diciendo a los científicos cómo las galaxias, las estructuras básicas de nuestro Universo, evolucionan y cambian. Además, las observaciones de GALEX están investigando las causas de la formación estelar durante un período en que la mayoría de las estrellas y elementos que vemos hoy tenían sus orígenes.

Dirigido por el Instituto de Tecnología de California, Caltech,  GALEX está llevando a cabo varios sondeos sobre el cielo de primera clase, incluyendo un sondeo ultravioleta extra-galáctico (más allá de nuestra galaxia). Durante su misión GALEX producirá el primer mapa integral de un Universo de galaxias en construcción, acercándonos a la comprensión de cómo se formaron las galaxias como nuestra propia Vía Láctea.

GALEX también está identificando objetos celestes para un estudio más profundo por las misiones en curso y futuras y los datos de GALEX ahora pueblan un archivo grande sin precedentes disponible para la comunidad astronómica entera y para el público en general.

Los científicos quieren entender cuando las estrellas que vemos hoy y los elementos químicos que componen nuestra galaxia de la Vía Láctea se formaron. Con sus observaciones ultravioleta, GALEX está llenando una de las piezas clave de este rompecabezas.

Los instrumentos de GALEX están diseñados para observar objetos muy débiles en el cielo. Debido a que los detectores en GALEX son tan sensibles, el telescopio en GALEX debe estar siempre apuntando lejos de la Tierra y el Sol. De hecho, los detectores son tan sensibles que GALEX no puede mirar a ninguna de las estrellas que podemos ver a simple vista desde el suelo. Esto todavía deja mucho cielo al sondeo y GALEX  solo necesitará 29 meses para terminar su misión de examinar el universo.

GALEX pesa sólo 280 kilogramos (un poco más de 617 libras). Tiene 2 metros (6 pies 6 pulgadas) de alto y, con sus paneles solares desplegados, tiene 2,8 metros (9 pies) de ancho. Fue diseñado para encajar en el cono de la nariz del vehículo de lanzamiento Pegasus y así comenzó su viaje con sus paneles solares envueltos alrededor de la nave espacial. Así que hasta que alcanzó la órbita alrededor de la Tierra fue sólo 1,1 metros (3 pies 8 pulgadas) de ancho.

Créditos: 
NASA/JPL-Caltech.

Entradas más visitadas de los últimos 30 días.

WASP-121b, exoplaneta con atmósfera de agua.

Nova Vulpeculae 1670, cuando las estrellas chocan.

GRB160625B, observado un estallido de rayos gamma.

Órbitas de estrellas cerca del centro galáctico.

Titán y su compleja atmósfera.

Messier 96, una galaxia espiral.

PN A 66 3, Abell 33, nebulosa planetaria.

Markarian 817, galaxia de núcleo activo o AGN.

SDSS J103842.59 + 484917.7, el Gato de Cheshire.

Eyección de masa coronal.