M17, Messier 17, la Nebulosa Omega.

La nebulosa Omega.
Messier 17, una región de formación estelar.
Esta imagen de la región de formación estelar Messier 17, en color rosa, fue captada por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile. Es una de las imágenes más nítidas que muestra la nebulosa completa, y no sólo revela su tamaño, sino que capta los finos detalles de todo el paisaje cósmico de las nubes de gas, polvo y estrellas recién nacidas.

Crédito: 
ESO.

MESSIER 17.
M17.
La primera imagen obtenida por el VST muestra la espectacular zona de formación estelar Messier 17, también conocida como Nebulosa Omega, observada como nunca antes. Esta vasta región de gas, polvo y estrellas jóvenes calientes yace en el corazón de la Vía Láctea, en la constelación de Sagitario a una distancia de la Tierra estimada en unos 5.500 años-luz. El campo de visión del VST es tan amplio que la totalidad de la nebulosa, incluyendo sus tenues partes exteriores, pudo ser fotografiada conservando en toda la imagen su magnífica nitidez. Los datos fueron procesados utilizando el sistema de software Astro-WISE, desarrollado por E.A. Valentijn y colaboradores de Groningen y otras instituciones.

Crédito: 
ESO/INAF-VST/OmegaCAM. Acknowledgement: OmegaCen/Astro-WISE/Kapteyn Institute.

NGC 6618 su región central.
MESSIER 17.
Empleando información del Very Large Telescope (VLT), el emblemático observatorio de ESO, los astrónomos han hecho una impresionante imagen compuesta de la nebulosa Messier 17, también conocida como la Nebulosa Omega o la Nebulosa Cisne. La fotografía es parecida a una pintura, muestra vastas nubes de gas y polvo iluminadas por la intensa radiación desde estrellas jóvenes.

La fotografía muestra una región central de unos 15 años-luz de extensión, pese a que la nebulosa entera es aún más grande, unos 40 años-luz en total. Messier 17 está en la constelación de Sagitario (el Arquero), a unos 6.000 años-luz de la Tierra. Es un objetivo popular para astrónomos aficionados, que pueden obtener fotografías de buena calidad usando telescopios pequeños. Estas observaciones profundas del VLT fueron hechas en longitudes de onda de infrarrojo cercano con el instrumento ISAAC. Los filtros usados fueron J (1,25 µm, mostrado en azul), H (1,6 µm, mostrado en verde) y K (2,2 µm, mostrado en rojo). En el centro de la fotografía hay un cúmulo de estrellas jóvenes y masivas cuya intensa radiación hace brillar al gas hidrógeno circundante. Hacia el lado derecho inferior del cúmulo hay una enorme nube de gas molecular. A longitudes de onda visibles, granos de polvo en la nube oscurecen nuestra visión, pero al observar en luz infrarroja puede verse el gas hidrógeno detrás de la nube brillando tenuemente. Escondido en esta región, que tiene una apariencia rojiza oscura, los astrónomos encontraron la opaca silueta de un disco de gas y polvo. A pesar de que es pequeño en esta fotografía, el disco tiene un diámetro de alrededor de 20.000 UA, unidades astronómicas, haciendo aparecer enano a nuestro Sistema Solar (1 UA es la distancia entre la Tierra y el Sol). Se piensa que este disco está rotando y alimentando material hacia una protoestrella central, una etapa temprana en la formación de una estrella nueva.

Crédito: 
ESO/R. Chini

Brevemente sobre M17.
La nebulosa Omega (también conocida como la nebulosa del Cisne, la nebulosa del Calzador, la nebulosa de la Langosta, M17 y NGC 6618) es una región HII, hidrógeno, en la constelación de Sagitario. Fue descubierta por Philippe Loys de Chéseaux en 1745 y Charles Messier la catalogó en 1764. La nebulosa Omega se encuentra a una distancia entre 5.000 y 6.000 años luz, y tiene un tamaño de unos 15 años luz de diámetro estando asociada a una nube molecular de unos 40 años luz de diámetro y una masa de 30.000 masas solares. La masa total de la nebulosa Omega se calcula en unas 800 masas solares y es una de las regiones HII más brillantes y masivas de nuestra galaxia; si no aparece más impresionante es por verse prácticamente "de canto".

Existe un cúmulo (NGC 6618) en la nebulosa, que contiene en su centro dos estrellas de tipo espectral O4V, y además dos estrellas de tipo O5V, y 100 estrellas de tipo espectral más temprano que el B9. Es la radiación de esas estrellas jóvenes y calientes —sobre todo la de las dos O4V— la que excita y hace brillar los gases de la nebulosa; estudios recientes muestran que éste es uno de los cúmulos más jóvenes conocidos, con una edad que no llega ni al millón de años y que la nebulosa seguramente alberga entre 8.000 y 10.000 estrellas que han nacido en ella, 1/3 de ellas en el cúmulo NGC 6618.
Al sureste de la nebulosa pueden encontrarse también las estrellas hipergigantes HD 168607 y HD 168625.

Fuente: WK.

Entradas más visitadas.

NGC 6543, la Nebulosa Ojo de Gato.

El Quinteto de Stephan.

La escala del Universo.

NGC 2392, la Nebulosa del Esquimal.

SN 1604, la Supernova de Kepler.

Los Pilares de la Creación.

Terzan 5, una reliquia fósil.

IC 2006, una galaxia elíptica.

M42, Messier 42, la nebulosa de Orión.

NGC 1300, una galaxia espiral barrada.