G11.2-0.3, una supernova.

Una supernova sin registrar en la páginas de la historia.
G11.2-0.3

Los nuevos datos de Chandra del remanente de supernova G11.2-0.3 plantean nuevas preguntas sobre el momento de su origen. Anteriormente, G11.2-0.3 se asoció con un evento registrado por los observadores de China en el año 386 d.C. Las observaciones de Chandra muestran que densas nubes de gas están a lo largo de la línea de visión entre la Tierra y G11.2-0.3. Esta nueva información significa que la explosión de la supernova habría sido demasiado débil para ser observada a simple vista desde la Tierra.

Una nueva mirada a los restos de una estrella que explotó en nuestra galaxia hace a los astrónomos re-examinar cuando la supernova ocurrió realmente. Recientes observaciones de la supernova remanente llamado G11.2-0.3 con el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA han despojado de su conexión a un evento registrado por los chinos en el año 386 d.C..

Las supernovas históricas y sus restos pueden estar vinculados a ambas observaciones astronómicas actuales, así como los registros históricos del evento. Dado que puede ser difícil de determinar a partir de las observaciones actuales de su remanente exactamente cuando se produjo una supernova, las supernovas históricas proporcionan información importante sobre líneas de tiempo estelares. Los restos estelares nos puede decir mucho acerca de la naturaleza de la estrella que explotó, pero la interpretación es mucho más sencillo dado una edad conocida.

Los nuevos datos de Chandra muestran que en G11.2-0.3 densas nubes de gas se encuentran a lo largo de la línea de visión del remanente de supernova a la Tierra. Las observaciones infrarrojas con el telescopio de 5 metros de Hale del Palomar habían indicado anteriormente que partes del remanente fueron fuertemente oscurecidas por el polvo. Esto significa que la supernova responsable de este objeto habría aparecido simplemente demasiado débil para ser visto a simple vista en el año 386 d.C.. Esto deja a la naturaleza del evento observado 386 d.C. en un misterio.

Una nueva imagen de G11.2-0.3 está siendo lanzado en conjunto con el taller de esta semana (2.016) titulado "Ciencia Chandra para la próxima década", que se celebra en Cambridge, Massachusetts. Mientras que el taller se centrará en la ciencia innovadora y emocionante, Chandra puede hacer en los próximos diez años, G11.2-0.3 es un ejemplo de cómo esta "Gran Observatorio" nos ayuda a comprender mejor la compleja historia del Universo y los objetos dentro de él .

Aprovechando las operaciones exitosas de Chandra desde su lanzamiento al espacio en 1999, los astrónomos fueron capaces de comparar las observaciones de G11.2-0.3 de 2000 a las adoptadas en 2003 y, más recientemente, en el año 2013. Esta larga línea de base permitió a los científicos medir la velocidad del remanente que se está expandiendo. El uso de estos datos para extrapolar hacia atrás determinaron que la estrella que explotó G11.2-0.3 fue creado hace unos 1.400 a 2.400 años tal y como se ve desde la Tierra.

Anteriores datos de otros observatorios habían mostrado que este remanente es el producto de un "núcleo colapsado" de supernova, uno que se crea a partir de la caída y explosión de una estrella masiva. El calendario revisado para la explosión en base a los datos de Chandra sugiere que G11.2-0.3 es uno de los remanentes más jóvenes de este tipo de supernovas en la Vía Láctea. El más joven, Cassiopeia A, también tiene una edad determinada a partir de la expansión de su remanente, y al igual que G11.2-0.3 no fue visto en su fecha estimada de explosión de 1680, debido al oscuro polvo. Hasta el momento, la nebulosa de cangrejo, el remanente de una supernova vista en 1054, sigue siendo el remanente histórico solamente firmemente identificada de la explosión de una estrella masiva en nuestra galaxia.

Esta última imagen de G11.2-0.3 muestra los rayos X de baja energía en rojo, la gama media en verde y los rayos X de alta energía detectado por Chandra en azul. Los datos de rayos X se han superpuesto en un campo óptico del Digitized Sky Survey, que muestra las estrellas en primer plano.

Aunque la imagen de Chandra parece mostrar que el remanente tiene una forma muy circular, casi simétrico, los detalles de los datos indican que el gas que el remanente que se está expandiendo es desigual. Debido a esto, los investigadores proponen que la estrella que explotó había perdido casi todas sus regiones externas, ya sea en un viento asimétrico de soplado de gas lejos de la estrella, o en una interacción con una estrella compañera. Ellos piensan que la estrella más pequeña dejado atrás entonces habría soplado de gas hacia el exterior a un ritmo aún más rápido, barriendo el gas que se había perdido previamente en el viento, formando la capa densa. La estrella entonces habría explotado, produciendo el remanente de supernova G11.2-0.3 visto hoy.

La explosión de supernova también produjo un pulsar una estrella de neutrones que gira rápidamente y un plerión, que se muestra por el azul emisión de rayos X en el centro del remanente. La combinación de la rápida rotación del púlsar y el fuerte campo magnético genera un campo electromagnético intenso que crea chorros de materia y anti-materia que se aleja del polo sur del norte y del pulsar, y un intenso viento que fluye a lo largo de su ecuador.

Un artículo que describe este resultado apareció en el día 9 de marzo del año 2016 en The Astrophysical Journal y está disponible en línea. Los autores son Kazimierz Borkowski y Stephen Reynolds, ambos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, así como Mallory Roberts de la Universidad de Nueva York. Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama, dirige el programa Chandra para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. El Observatorio Astrofísico Smithsoniano en Cambridge, Massachusetts, controla las operaciones científicas y de vuelo de Chandra

Créditos:
Rayos X: NASA / CXC / NCSU / K.Borkowski et al;
Óptica: DSS

Para saber más...

Entradas más visitadas.

NGC 6543, la nebulosa Ojo de Gato.

El Quinteto de Stephan.

NGC 2392, la Nebulosa del Esquimal.

SN 1604, la Supernova de Kepler.

La escala del Universo.

Los Pilares de la Creación.

Terzan 5, cúmulo globular.

IC 2006, una galaxia elíptica.

M42, Messier 42, la nebulosa de Orión.

Galaxias y clases de galaxias.