WD 1425, una enana blanca destrozando un cometa.

Un cometa cayendo hacía una enana blanca.
Ilustración de WD 1425 y su cometa.

El Hubble encuentra un hermano mayor del Cometa de Halley destrozado por una enana blanca. Los científicos que utilizan el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA han observado, por primera vez, un objeto masivo, similar a un cometa, que ha sido despedazado y esparcido en la atmósfera de una enana blanca. El objeto destruido tenía una composición química similar al Cometa de Halley, pero era 100.000 veces más masivo que su famoso contrapunto.

El equipo internacional de astrónomos observó la enana blanca WD 1425 + 540, a unos 170 años luz de la Tierra en la constelación de Boötes (el Boyero) [1]. Mientras estudiaba la atmósfera de la enana blanca usando el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA y el Observatorio W. M. Keck, el equipo encontró evidencia de que un objeto como un cometa masivo cayó sobre la estrella y se despedazó de forma gradual mientras lo hacía.

El equipo determinó que el objeto tenía una composición química similar al famoso cometa Halley de nuestro propio sistema solar, pero era 100.000 veces más masiva y tenía el doble de proporción de agua que su contrapunto local. El análisis espectral mostró que el objeto destruido era rico en elementos esenciales para la vida, incluyendo carbono, oxígeno, azufre e incluso nitrógeno [2].

Esto hace que sea la primera detección de nitrógeno en los escombros cayendo sobre una enana blanca. El autor principal Siyi Xu del European Southern Observatory, ESO, Alemania, explica la importancia del descubrimiento: "El nitrógeno es un elemento muy importante para la vida tal como la conocemos. Este objeto en particular es bastante rico en nitrógeno, más que cualquier objeto observado en nuestro Sistema Solar ".

Ya hay más de una docena de enanas blancas conocidas por estar contaminadas con restos de rocas de objetos rocosos similares a asteroides, pero esta es la primera vez que un cuerpo hecho de material helicoidal se ha visto contaminando la atmósfera de una enana blanca. Estos hallazgos son evidencia de un cinturón de cuerpos similar al cometa, similar al Cinturón de Kuiper de nuestro Sistema Solar, que orbitan a la enana blanca. Estos cuerpos helados sobrevivieron aparentemente a la evolución estelar de una estrella de la secuencia principal - similar a nuestro sol - a una gigante rojo y su colapso final a una enana blanca pequeña y densa.

El equipo que hizo este descubrimiento también consideró cómo este objeto masivo obtuvo de su órbita original y distante un rumbo de colisión con su estrella madre [3]. El cambio en la órbita podría haber sido causado por la distribución gravitatoria de hasta ahora no detectados, planetas sobrevivientes que han perturbado el cinturón de los cometas. Otra explicación podría ser que la estrella compañera de la enana blanca alteró el cinturón y causó que objetos del cinturón viajaran hacia la enana blanca. El cambio en la órbita también podría haber sido causado por una combinación de estos dos escenarios.

El Cinturón de Kuiper en el Sistema Solar, que se extiende hacia fuera desde la órbita de Neptuno, es el hogar de muchos planetas enanos, cometas y otros pequeños cuerpos dejados por la formación del Sistema Solar. Los nuevos hallazgos ahora proporcionan evidencia observacional para apoyar la idea de que los cuerpos helados también están presentes en otros sistemas planetarios y han sobrevivido a lo largo de la historia de la evolución de la estrella.

Notas
[1] La enana blanca se encontró por primera vez en 1974 y es parte de un amplio sistema binario estelar con una estrella compañera separadas entre sí unas 2.000 veces la distancia de la Tierra al Sol o lo que es lo mismo 2.000 Unidades Astronómicas. Como referencia el planeta enano Plutón se encuentra entre 30 a 50 UA del Sol.

[2] Las mediciones de carbono, nitrógeno, oxígeno, silicio, azufre, hierro, níquel e hidrógeno provienen del Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos (Cos), instalado en el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA. Los telescopios W. M. Keck proporcionaron el calcio, el magnesio y el hidrógeno.

[3] El equipo calculó que el objeto residía originariamente a una distancia de la enana blanca de unas 300 unidades astronómicas, 300 veces la distancia Tierra-Sol. Ésto es siete veces más lejos que los objetos de Cinturón de Kuiper en el Sistema Solar.

La imagen de la entrada:
La impresión del artista muestra un objeto masivo, similar a un cometa, que cae hacia una enana blanca. Nuevas observaciones con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA muestran evidencia de un cinturón de cuerpos parecidos a los cometas que orbitan la enana blanca, similar al Cinturón de Kuiper en nuestro propio Sistema Solar. Los hallazgos también sugieren la presencia de uno o más planetas sobrevivientes no vistos alrededor de la enana blanca que pueden haber perturbado suficientemente el cinturón para arrojar objetos helados hacia la estrella quemada.

Crédito: 
NASA, ESA y Z. Levy (STScI)

Entradas más visitadas.

NGC 6543, la nebulosa Ojo de Gato.

El Quinteto de Stephan.

NGC 2392, imagen compuesta de la Nebulosa del Esquimal.

Los Pilares de la Creación.

SN 1604, la Supernova de Kepler.

La medidas en el Universo.

Terzan 5, cúmulo globular por el Hubble.

Messier 42, la nebulosa de Orión distintas visiones.

Galaxias y clases de galaxias.

IC 2006, una galaxia elíptica.