WR 31a, estrella Wolf-Rayet.

Una burbuja azul en Carina.
WR 31a.

Centelleando en el centro de esta hermosa imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA podemos observar una estrella tipo Wolf-Rayet conocida como WR 31a situada a unos 30.000 años luz de distancia en la constelación de Carina.

La burbuja azul distintiva que rodea a WR 31a y a su compañero estelar no catalogado es una nebulosa Wolf-Rayet. Una nebulosa Wolf-Rayet es una nube interestelar de polvo, hidrógeno, helio y otros gases creada cuando los vientos estelares rápidos interactúan con las capas externas de hidrógeno expulsadas por las estrellas del tipo Wolf-Rayet. Esta clase de nebulosas son con frecuencia anulares o esféricas. La burbuja se calcula que se ha formado hace unos 20.000 años y se está expandiendo a una tasa de alrededor de 220.000 kilómetros por hora

Desafortunadamente, el ciclo de vida de una estrella tipo Wolf-Rayet es de sólo unos cientos de miles de años, el parpadeo de un ojo en términos cósmicos. A pesar de comenzar la vida con una masa de al menos 20 veces la del Sol, las estrellas Wolf-Rayet suelen perder la mitad de su masa en menos de 100.000 años y WR 31a no es una excepción a este caso. Por lo tanto, terminará su vida como una supernova espectacular y el material estelar expulsado de su explosión alimentará más tarde a una nueva generación de estrellas y planetas.

Crédito: 
ESA/Hubble & NASA; Reconocimiento: Judy Schmidt

Lo más visto del mes.

Descubierto el mundo templado más cercano orbitando una estrella tranquila.

NGC 281, la nebulosa Pacman.

Estrellas de neutrones, rayos X binarios.

NGC 411, las apariencias engañan.

NGC 1501, nebulosa planetaria.

Nuevas estrellas arrojan luz sobre el pasado.

Una burbujeante celebración cósmica.

Estrellas formándose cerca de nuestro agujero negro supermasivo.

ESPRESSO, (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanet and Stable Spectroscopic Observations.

Serpiente cósmica embarazada con estrellas.